Galicia arde por culpa de todos

Hoy ha llovido un poco en Ourense y ha limpiado algo el aire del humo y de las cenizas que ayer nos hacían imposible respirar. Todavía huele a quemado para que no se nos olvide lo ocurrido. Esta vez no se nos olvidará.

Galicia en llamas. Imagen compartida en un grupo de Facebook

Galicia en llamas. Imagen compartida en un grupo de Facebook

 Hoy estamos con resaca de tragedia. Tristes y enfadados. Nos preguntamos cómo hemos llegado a semejante situación. ¿Cómo es posible que en la madrugada del lunes 16 de octubre hubiese llamas por todas partes y el pueblo de Galicia se viese solo y desamparado de esta manera? ¿Quién querría hacernos tanto daño como para iniciar 80 fuegos en las 4 provincias? ¿Y quien está tan loco para hacerlo?

Ayer se buscaban culpables por todos lados cuando lo único que se necesitaba era ayuda. Hoy seguimos necesitando ayuda por mucho que el pueblo gallego se haya volcado, pues la tragedia no se acaba cuando el fuego está apagado. Nadie nos va a devolver lo mucho que hemos perdido en los últimos dos días, así que dejemos de buscar culpables, porque al final la culpa es de todos. Sí, de todos.

Este es el sentimiento común. Imagen compartida en un grupo de Facebook

Este es el sentimiento común. Imagen compartida en un grupo de Facebook

Galicia arde por culpa de los políticos, por su pésima gestión forestal y por la nula prevención y capacidad de actuación.

Galicia arde por culpa de los intereses económicos de algunos.

Galicia arde por culpa del brigadista que causa incendios intencionados para tener trabajo.

Galicia arde por culpa del despistado que causó una chispa sin querer.

Galicia arde por culpa del que quiso quemar rastrojos y se le fue de las manos.

Galicia arde por culpa del que no quiso limpiar su parcela de maleza.

Galicia arde por culpa del pirómano.

Galicia arde por culpa del que plantó pinos y eucaliptos.

Galicia arde por culpa del cambio climático. Y esto, es culpa tuya también, aunque me estés leyendo desde lejos.

A Galicia la quemamos todos.

Vecinos de Nigrán apagando el fuego. Imagen compartida en un grupo de Facebook

Vecinos de Nigrán apagando el fuego. Imagen compartida en un grupo de Facebook

Pero sigo pensando que no debemos centrarnos en buscar culpables, sino en buscar soluciones para que esto no siga ocurriendo, ni en Galicia, ni en ningún lado. Es el momento de dejar de lamentarnos y de dejar hacer política con semejante ecocidio. Es el momento de actuar.

¿Acaso te estás preguntando cómo puedes ayudar? Pues bien...

  • Infórmate. Lo que te cuenten en la tele no tiene porqué ser cierto ni de lejos. De hecho, considero que ni se le ha dado la cobertura que este ataque terrorista merecía, ni se ha contado la verdad, y además, se ha tratado de suavizar mucho la situación. Puedes seguir a esta maravillosa gente.

  • Exige que se cambie la política forestal actual. Puedes empezar por firmar aquí.

  • Educa y conciencia a todo aquel que lo necesite. A veces una conversación explicando ciertas cosas puede cambiar mucho.

  • Si estás en Galicia o cerca, únete al voluntariado para tratar de recuperar las zonas perdidas. Se está organizando un protocolo de actuación a través de este grupo. NO se te ocurra ir por tu cuenta a esparcir semillas porque puedes agravar el problema.

  • Comienza a preocuparte de verdad por el cambio climático, porque esto solo irá a peor a medida que las temperaturas suban y los fenómenos meteorológicos se vuelvan más violentos. Esto no te lo digo solamente yo como ambientóloga, te lo cuentan muy bien los amigos de WWF aquí. Así que comienza a cambiar tu estilo de vida desde ya mismo.

¿Se te ocurre algo más para ayudar?


Mi forma de ayudarte a ti a cambiar de vida para luchar contra el cambio climático es regalarte este eBook:

guía vida sostenible