Ecosex, activismo y sexo ecológico

No hace mucho que escuché por primera la la palabra "ecosex". Con lo curiosa que soy, enseguida mi cerebro se puso a buscar un significado para esta palabra. ¿Será sexo eco-amigable? ¿Sexo en la naturaleza? ¿Que será, será? Un mar de dudas.

Como la curiosidad mató al gato, no me atreví a buscarlo y este es el fin del post. ¿Te imaginas?

¡Claro que no! Descubrí que hay dos interpretaciones para este concepto, que si me sigues leyendo te las cuento.

Yo y ... (¡Que va! Solo es una foto que me ha gustado)

Sexo en y con la naturaleza

El título lo dice todo. La ecosexualidad es un movimiento que se define por mantener relaciones sexuales en la naturaleza y con ella. Si, has leído bien. Según sus practicantes, ellos son activistas que están tan enamorados de la naturaleza que se la follan, dicho muy claramente. Te dejo un extracto del manifiesto que tienen en su web:

"Nosotros hacemos el amor con la Tierra. Somos acuófilos, terrófilos, pirófilos y aerófilos. Sin pudor abrazamos árboles, masajeamos la tierra con nuestros pies, y hablamos eróticamente con las plantas. Somos naturistas, adoradores del sol, y observadores de estrellas. Acariciamos rocas, gozamos con cascadas, admiramos las curvas de la Tierra..."

A mi personalmente me parece poco excitante y algo rasposo restregarse con un árbol, pero para gustos colores. Ahora, lo de los pirófilos que alguien me lo explique, por favor. Me suena terriblemente doloroso y peligroso. Te llevan toda la vida diciendo que no toques el fuego y ahora resulta que te excita sexualmente. Veo un problema ahí. En serio, si alguien sabe de que va esto, por favor que me lo cuente.

Igual lo que te estoy contando te puede sonar a broma, pero no, no lo es, puedes encontrar noticias serias hablando del tema.

Las líderes del movimiento son las artistas Annie Sprinkle y Elisabeth Stephens. Surgió hace más de una década y cada vez gana más adeptos que hacen sus votos con la naturaleza. Si te has quedado con ganas de saber más pincha arriba en el link de su web, muy esclarecedora.

Sexo ecológico, sostenible o como quieras llamarle

Aquí está la idea inicial que yo tuve en un principio. Mucho menos polémica, pero más alineada con mis pensamientos. Igual solo con los míos... Eso ya es cosa tuya. 

Al tema, que me voy por las ramas. Ecosex también hace referencia a tener sexo eco-amigable, responsable (en todos los sentidos) o sostenible. Elige el término que más te guste.

"Pero Lorena, ¿qué impacto puede tener el sexo?" Pues resuelvo las dudas que puedas tener con las recomendaciones que más me han gustado de lo que he encontrado:

1. Apaga las luces antes de encenderte tú: Y si te gusta ver lo que tocas usa la luz natural o velas de cera de abeja, que es más bonito y sostenible.

2. Donde cabe uno caben dos: Si te duchas en pareja ahorras agua. Eso sí, la tensión sexual o se resuelve fuera o se cierra el grifo. Elige.

3. Di no a la pastillita: Nada de cuerno de rinoceronte ni aleta de tiburón. Opta por afrodisíacos naturales como ginseng, maca o gingko biloba. ¿El mejor de todos? Tu cerebro.

4. A todos nos gusta un masaje: sobre todo si se hace bien y usando aceite orgánico, bueno par ti y para el medio ambiente. Además los hay comestibles que al parecer incluso saben bien (si, al parecer, a mi no me mires que no lo sé...)

5. Con cabeza y látex: Pero el látex que sea natural y no sintético. Ninguno es biodegradable, pero el primero es el mal menor.

6. Encuentra tu fetiche: pero que no sea de PVC o vinilo. Látex o caucho mucho mejor para las prendas o juguetes.

7. Y hablando de juguetes: ¿Sabes que de vidrio y madera mejor, no? ¡Ah! pero a ti te va lo de que vibren, ¿no? Pues baterías o pilas recargables.

8. No te deshidrates: usa lubricantes con base de agua, biodegradables, orgánicos... Tienes infinidad de posibilidades eco-amigables. Busca y encontrarás.

9. Y recicla el amor: Aquí se lo dejo a tu imaginación.... ¡Si es que quieres que te lo cuente todo! Solo te pongo un ejemplo; usa esa caja que ibas a tirar para guardar tus enseres.

¿Algún consejo más?

PD. Hay un libro que se llama Ecosex, que trata todo esto de forma extendida, pero como aún no me lo he leído, no te lo voy a recomendar.


 
El camino hacia una vida sostenible