Cómo hacer dinero cuidando el medio ambiente

¡Ay! ¿Pero cómo voy a ser sostenible si no tengo dinero y eso es muy caro? Estamos en tiempos de crisis (bueno, esto depende para quien) y claro, cómo pararse a pensar en gastar dinero en algo tan poco importante como es la sostenibilidad, ¿no? El eterno conflicto, economía vs. medio ambiente. Y siempre pierde el último.

Allá en los comienzo de este blog, ya desterraba el mito de que ser sostenible es caro en este artículo, pero por si fuera insuficiente, voy a contarte como hacer dinero cuidando tu planeta. ¿Te lo vas a perder? Bueno, puedes probar a plantar billetes a ver si crecen, pero te recomendaría que sigas leyendo.

hacer dinero sostenible

 

Sostenibilidad y ahorro

Está claro que la forma más fácil de todas de asegurarte el dinero es no gastarlo. Pero tú te esperabas algo mejor de esto, no que te venga a decir que ahorres agua, luz, calefacción y coche, ¿no? De acuerdo, pero primero AHORRA, hazme caso, que para algo me estás leyendo.

 

Sostenibilidad y ventas

¡Oh! ¡Será mierdas la tía esta! Que ahora aún encima me dice que venda... Pues sí, vende:

- Tu viejo móvil.

- La ropa que ya no usas.

- Ese mueble que tienes aparcado.

- La sandwichera que no tocas desde 1998.

- ¡Véndelo todo! Le darás un segunda vida y te sacarás unas pelillas.

Tienes plataformas grandiosas para vender todo lo que ya no usas como Wallapop, donde podrás encontrarte a alguien que te ofrezca 50€ por que le lleves un vestido a casa a condición de que lo lleves puesto y te lo quites allí... (True Story!) Después de encontrarme a algún que otro pirado, soy más fan de Milanuncios, Vibbo y eBay.

 

Gana pasta reciclando

¿Es posible? ¡Lo es! Aunque normalmente solo merece la pena para "grandes" cantidades (papel y cartón, aceite, chatarra, etc.), ahora, una empresa española ha venido a convertir nuestro sistema de gestión de residuos (que es una mierda, dos veces), en algo parecido al alemán, donde te recompensan por llevar tus envases a una máquina. No te vas a hacer de oro a menos que robes la basura de todo tu barrio, pero es mejor que lo que tenemos ahora. Te hablo de Ganamos Reciclando, y puedes ver de qué va y si hay máquinas ya instaladas por tu zona pinchando aquí.

¡Ah! Y es franquicia, así que si te animas a invertir, desde 10.500€ puedes empezar tu negocio (lo he consultado y si quieres más info, te la paso).

 

Compartir también da pasta

Nos decían de pequeños: ¡Hay que compartir! Y es cierto. Le ahorras al medio ambiente recursos e igual ganas (o dejas de gastar) un poco de dinero.

¿Pero compartir el qué? Pues todo lo que puedas: el coche, el aparcamiento (Algunas páginas especializadas: compartirparquing.org o aparcalia.), tu casa...

 

Regresemos al trueque

A mi abuela cuando le salían muy buenas las cebollas en el huerto le daba a la vecina, y ésta a su vez, le daba pimientos porque había tenido una gran cosecha.

Igual no tienes ocasión de cultivar (cosa que también es una forma de hacer dinero), pero seguro que puedes intercambiar cosas. Te cambio mi bici estática, que no la uso, por unas clases de pintura. ¡Escucho ofertas!

En este caso también hay webs especializadas como quierocambiarlo.com y truequeweb.com.

 

Inversiones verdes

Si tienes unos ahorrillos, no lo dejes estar quietos que se te los come el banco y la inflación. Estudia un poco el tema y verás que existen grandes posibilidades. Por ejemplo, han surgido en los últimos años numerosos Fondos de Inversión denominados "verdes", en los que puedes invertir tu dinero en empresas y mercados sostenibles.

No te recomiendo ninguno porque no soy experta, pero he visto alguna cosilla que parecía interesante.

 

Emprende en verde

Si lo tuyo es la aventura de emprender, emprende en negocios de carácter sostenible. Ya sabemos que están en auge, así que además de ayudar al planeta, podrás hacer dinero.

Te daba la idea de las máquinas de reciclaje, pero hay más, muchas más ideas. Voy a soltar 20 así de golpe a ver si te inspiro (seguro que se te ocurre algo mejor):

  1. Recogida de residuos informáticos.
  2. Tiendas de alimentación ecológicas.
  3. Educación ambiental para empresas y colegios.
  4. Investigación y desarrollo de energías renovables.
  5. Tienda de productos ecológicos.
  6. Moda sostenible.
  7. Organización de eventos sostenibles.
  8. Recolección de aceite usado (o papel, o vidrio, o chatarra, o pilas...  ¡Lucha contra Ecoembes!).
  9. Venta de productos reciclados.
  10. Fabricación y/o venta de cosmética natural.
  11. Hazte un blog sobre sostenibilidad (jajaja).
  12. Lavado de coches ecológico.
  13. Restauración y reciclaje de muebles.
  14. Reparación de aparatos electrónicos (lo que se te ocurra).
  15. Diseño de packaging ecológico.
  16. Servicios de paquetería en bici o vehículos eléctricos.
  17. Sistema de recogida de agua de lluvia.
  18. Cooperativa generadora de electricidad (¡Lucha contra todos!).
  19. Un foodtruck de comida orgánica.
  20. Servicios de limpieza ecológicos.

 

Recyclix: ¿Será oro eso que reluce?

Bueno, hace unas semanas apenas que me encontré con Recyclix. ¿Qué es? Un plataforma donde compras residuos para su posterior reciclaje y te dan parte de las ganancias generadas en el proceso, después de la venta del residuo reciclado. Suena bien, ¿no? Eso pensé yo, así que me puse a buscar opiniones y casos de gente que lo haya usado y todo son alagos y buenos comentarios.

Peeero, por si fuera poco, te dan una rentabilidad demasiado grande (entre el 8 y el 14 % en solo 5 semanas, que es lo que dura el proceso de reciclaje) ¡Ñee! Como buena gallega desconfiada indagué todo lo que pude. Y... Solo vi vídeos de gente feliz visitando la planta de reciclaje en Polonia y gente feliz que dice que está ganando pelas con eso. Todos felices...

Me parece mucha pasta por hacer más bien nada, pero como te dan 20€ para empezar y que pruebes el sistema, he decidido indagar desde dentro. Así que actualizaré este post cuando tenga una opinión más clara.

 

 

Bueno, y hasta aquí mis ideas. ¿Conoces alguna forma más de hacer dinero y ayudar al medio ambiente? Deja un comentario y haz de este mundo un lugar mejor.

 


El camino hacia una vida sostenible