Mi reto contra el consumismo: Resumen de mayo

No sé qué le ocurre al tiempo últimamente, que vuela. Ya ha pasado mi quinto mes con el reto de comprar nada durante un año. Si recién aterrizas por esta página y no sabes de qué va, aquí te lo contaba. En resumen, se trata de no comprar cosas durante un año, a excepción de alimentos, bebidas, medicamentos y cosillas de higiene personal. ¿Por qué? Porque estoy un poco loca y quiero experimentar en mis propias carnes lo que es alejarse del consumismo para vivir mejor y de manera más sostenible.

Como decía, ya van 5 meses, y en la siguiente tabla puedes ver el resumen de los 4 primeros:

Resumen compras mayo

Y ahora vamos a rendir cuentas de mayo, y la cosa ha ido así….

reto consumismo mayo

 

Estoy más que contenta por haber conseguido mi segundo mes sin comprar nada. Ha sido un mes muy bueno en general, he conseguido comprar solo comida y champú. Así que ¡reto logrado!

 

El sistema de recompensas

He estado replanteándome el tema de las recompensas. El mes anterior no estaba satisfecha con mis progresos y obvié cualquier tipo de gratificación. Sin embargo, este mes considero que solamente una palmadita en la espalda se queda algo corta y tendría cabida algo bastante chulo. Pero estoy a tope de cosas y con 0 tiempo.

Por otra parte, creo que es más fácil establecer previamente el tipo de recompensa y la fecha para tener más presente el objetivo y cumplir con los planes.

Por estas dos razones, he decidido que voy a establecer aquí y ahora mis “premios” si logro mis objetivos. Tiene mucho más sentido, ¿no?

-          Si en junio y julio consigo mantener este nivel de consumo (0 o 1 cosas compradas por mes), en agosto (mis vacaciones) me pegaré algún viajecillo chulo.

-          Y si de agosto a diciembre sigo cumpliendo, me plantearé un segundo viaje.

Si, ¡me gusta viajar!

 

Mis impresiones este mes

La sensación general es de alegría y de que todo comienza a cobrar sentido. Porque quizás empecé esto de una forma un poco alocada, sin pensarlo con detenimiento y por lo tanto a lo largo de estos meses, he visto que se me escapan muchos matices. Como lo que cuenta o no cuenta, qué pasa con los servicios, o el tema de las recompensas.

He tenido que llegar casi al ecuador de este año para empezar a ver las cosas más claras y darme cuenta que algo así requiere un poco más de planificación previa. De todas formas no está yendo mal.

Por otra parte, cada vez más gente me comenta que ve este reto muy difícil, y aunque les parece algo chulo, ni se atreven a planteárselo. Si tú, que has leído hasta aquí, estás pensando lo mismo, déjame decirte que:

-          No es difícil en absoluto. No necesitamos realmente las muchas cosas que compramos. Y no nos damos cuenta de ello hasta que empezamos a prescindir de esas cosas. Un ejemplo muy claro: no tengo ropa, tengo que comprarme x prenda. Es mentira, tenemos el armario con un montón de ropa que no ponemos y que aún está bien. Y así con todo…

-          Empiezas a valorar mucho más los momentos que las posesiones. Y la verdad es que ha llegado un punto en que me molesta tener tantas cosas, porque muchas no las utilizo nunca, como por ejemplo, el millón de bolígrafos que tengo en casa o una agenda electrónica que he encendido un par de veces.

-          Ahorras dinero que puedes invertir en lo que de verdad merece la pena.

Así que te invito a que pruebes por lo menos un par de meses esto de no comprar y verás lo genial que es. Te espero en los comentarios :)


vida sostenible ebook