Mi reto contra el consumismo: Resumen de Marzo

 

Ya ha empezado abril, así que toca hacer balance de marzo de Mi reto anual contra el consumismo. Sí, esa "locura" de no comprar nada durante un año.  

Como ha habido algunas dudas al respecto de como lo estaba haciendo, voy a tratar de explicar mejor en qué consiste.

 

En qué consiste el reto

Como decía, se trata de no comprar nada durante un año

- Excepciones: Comida, bebida, medicamentos y productos de higiene personal.

- Cuento en mi reto los bienes tangibles, los servicios no. Aunque cortarme el pelo o coger el autobús tengan un impacto ambiental, en este caso no los voy a considerar porque si no, no creo que pudiese vivir mi día a día.

- En productos de higiene personal incluyo: papel higiénico, pasta de dientes, champú, gel, acondicionador, desodorante y crema hidratante (se me escama la piel). El perfume, maquillaje, etc. no los considero una necesidad básica, pero supongo que eso depende un poco de cada uno.


- Tampoco voy a hacer una distinción en los alimentos, puesto si que los considero una necesidad básica y la finalidad de todo esto es apartarme de las cosas que no lo son. Quizás otra parte de este reto podría ser evaluar la alimentación, pero de momento no lo contemplo.


- En cuanto a los consumibles, para mi si son objetos y los tendré en cuenta.

El objetivo de este reto es aprender que se puede vivir mejor con menos, desterrar un poco ese lado consumista que nos empuja a comprar cosas que no necesitamos.

 

Cómo me ha ido en marzo

Pues me ha ido tal que así:

Lorena Hay Eco

 

Si has leído el resumen de febrero, sabrás que mi recompensa por no comprar nada era un pequeño viaje a Florencia. Pues por este motivo he tenido que comprarme una cosa... ¡Así es la vida!

Justo antes de irme, el médico me recetó unas gotas para el oído. Venían en un bote de cristal de 125mL, por lo que tuve que comprarme un bote más pequeño para poder llevarlas en el equipaje de mano en el avión. Me dio un poco de rabia, pero era necesario.

Y eso fue todo, al margen de la comida y la bebida.

Resumiendo:

- Cosas compradas: 1

- Recompensa: Un maravilloso menú degustación en un pazo. 

 

¿Y tú qué?

No puedo estar más contenta con este reto y la verdad es que me está costando mucho menos de lo que creía. Valoro mucho más las cosas que tengo y pienso que tengo demasiadas.

Me gustaría dedicar este último párrafo a animarte a que pruebes. No seas tan heavy como yo, y plantéate un mes o dos, o simplemente reduce el número de compras que haces de cosas que no son imprescindibles. Te aseguro que te sentirás mejor.

¿Te animas?


El camino hacia una vida sostenible